27
SEP
2018

Magistrado Alejandro Rebolledo explicó que no renunció al TSJ

El 24 de septiembre se pudo conocer, que dos magistrados del denominado Tribunal Supremo de Justicia en el exilio habían hecho pública la decisión de separarse del resto de los jueces que hacen vida en Estados Unidos, Chile y Colombia, debido a la persecución a la que fueron objeto luego que fueron juramentados por la Asamblea Nacional de Venezuela el 21 de julio de 2017. El motivo que expusieron Tomás Alzuru y Alejandro Rebolledo, es que las decisiones que se toman son inejecutables.

Venepress se comunicó con el magistrado Alejandro Rebolledo para consultar de primera mano esta información. El abogado respondió a las interrogantes que generó que se hubiese separado del grupo de jueces que tuvieron que huir del país, y que han venido emitiendo sentencias, entre ellas la condena a Nicolás Maduro por corrupción.

¿Desde cuándo no participa en una decisión del TSJ en el exilio?

– Hace meses.

¿Qué diferencias existen dentro del TSJ en el exilio que lo llevaron a separarse del mismo?

– Considero que la idea de agruparse de los magistrados en el exilio fue positiva. De hecho yo los acompañe en varias acciones. Donde diferimos desde hace meses es en que yo considero que las acciones judiciales tomadas allí son inejecutables. A mi juicio, y lo he repetido en varias oportunidades, decir lo contrario es engañar al país creándole falsas expectativas a los venezolanos. De allí mi distanciamiento de esa iniciativa.

¿La política y la oposición, son un problema dentro del TSJ?

– Te recuerdo que la Asamblea Nacional no nombró a un TSJ. Sólo juramentó a 13 magistrados principales y 20 suplentes. El TSJ está en Caracas y actuando ilegítimamente porque nosotros 13 deberíamos estar incorporados en él y no perseguidos y en el exilio.

¿Ya que no está formando parte del máximo tribunal, en que está trabajando para coadyuvar a la restitución del hilo constitucional y la democracia en Venezuela?

– Nuevamente, nosotros los 13 magistrados principales juramentados por la AN nunca asumimos nuestros cargos en el TSJ debido a la persecución del régimen venezolano. Yo no he renunciado a mi cargo de magistrado, solo me distancie formalmente de la iniciativa llamada TSJ en el exilio por las razones que explique arriba.

Con respecto a que estoy haciendo, pues hace meses que trabajo en función de las sanciones internacionales a los miembros del régimen de Venezuela; entregué dos iniciativas en el Departamento de Estado en Washington, firmadas por mas de 12 mil venezolanos, donde solicito se revisen los expedientes de cientos de ciudadanos vinculados al crimen organizado que gobierna en Venezuela; acabo de publicar un nuevo libro titulado “Así se lava el dinero en Venezuela”(Amazon) y participo en todos los foros internacionales en prevención del crimen organizado donde siempre llevo el tema venezolano. Somos un grupo interdisciplinario dedicado a buscar el camino para recuperar la democracia a través de sanciones internacionales, unidad política y calle.

¿Si se resuelve el conflicto interno en Venezuela, ocupará su oficina en el edificio ubicado en la esquina de Dos Pilitas, donde está la sede del tribunal?

– Esa es mi obligación cuyas consecuencias asumí el 21 de julio del 2017 cuando me juramente ante la AN. Por supuesto que allí estaré.

ALD/Venepress