01
SEP
2018

El controversial TSJ en el exilio y su antejuicio contra Maduro

“A los pueblos hay que orientarlos, no engañarlos. Jamás me prestaré para crear falsas expectativas en esta lucha por salir del crimen organizado que gobierna en Venezuela”, afirmó Alejandro Rebolledo magistrado juramentado por la AN

Venezuela lleva más de 20 años en franco deterioro, acentuando en la sociedad civil las penurias ante los atropellos de un gobierno de corte dictatorial y una oposición que pareciera andar sin rumbo fijo… No siempre lo que parece justo es legal y no siempre lo legal es lo justo. Estos problemas de no coincidencia entre derecho y justicia se agravan cuando no hay Estado de derecho, llevando  a políticos y ciudadanos a opinar sobre la actuación del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, ya de por si controversial.

Un TSJ en el exilio lleno de interrogantes

El tribunal en el exilio, muchas veces sesiona en Estados Unidos, Panamá, Chile y Colombia, y se reúne cada semana a través de Internet, para trabajar en las solicitudes que reciben por correo electrónico y de una página web, a pesar de que la Constitución de Venezuela, en su artículo 6 de la LOTSJ, establece el principio de la territorialidad en Venezuela.

Las actuaciones del llamado TSJ en el exilio han generado confusión y desconcierto, tanto por lo atípico de su constitución, como por las diversas opiniones que especialistas en derecho han emitido sobre el posible impedimento jurídico para la ejecución de sus decisiones.

constitucion-venezuela

El abogado constitucionalista Juan Manuel Rafalli dijo “Ellos están actuando porque se consideran legitimados para ejercer su función, lo hacen de buena fe, más están conscientes de que la efectividad de su decisión depende de un organismo de fuerza pública que pueda ejecutarlo dentro o fuera de Venezuela”.

Asimismo la internacionalista y profesora universitaria Giovanna De Michele, señaló que “La figura del gobierno en el exilio suele tener dificultades para ejercer de forma práctica el poder y, en consecuencia, se diluye en el tiempo. Pero, de cara a lo internacional, tiene gran impacto porque ningún Estado puede tener dos gobiernos y esto obliga a la comunidad internacional a desconocer al gobierno de Maduro y reconocer al gobierno paralelo o viceversa, por lo que pudiéramos estar dentro de una ola de desconocimiento de la legalidad y legitimidad del gobierno de Maduro”.

Antejuicio de mérito contra Maduro

“A los pueblos hay que orientarlos, no engañarlos. Jamás me prestaré para crear falsas expectativas en esta lucha por salir del crimen organizado que gobierna en Venezuela”, afirmó el magistrado del “paralelo” TSJ de Venezuela, doctor Alejandro Rebolledo.

Dicha aseveración la hizo el abogado penalista, en su cuenta de Twitter quien aparece totalmente separado de ese TSJ desde sus inicios, incluso no asistió al acto de la OEA que promovió el Secretario General Luis Almagro.

La falta de credibilidad es uno de los aspectos que más le hace daño al TSJ en el Exilio , incluso se comenta que actúa de la mano de una agenda política de María Corina Machado, Diego Arria y Antonio Ledezma, financiada por banqueros en el exilio y el Secretario General de la OEA Luis Almagro actuando como una especie de “Padrino” y “Comunity Manager” de sus actuaciones.

Foto: Trome
Foto: Trome

Y como si fuera poco, la cuestionada legitimidad de su Presidente Miguel Ángel Martin quien ha sido denunciado por tener doble nacionalidad, lo que es ilegal en Venezuela para ser Magistrado. Según Martín el habría renunciado a su nacionalidad española antes de ser juramentado pero no existen evidencias del tal hecho mas allá de un supuesto documento privado entregado -supuestamente- al Consulado español en Miami donde no consta ningún sello oficial del reino de España.

Todo este enredo tan desmoralizante para el país,  se hubiera podido evitar si la Asamblea nacional hubiera aclarado que nunca nombró a otro TSJ sino únicamente a 13 Magistrados Principales y 20 suplentes. Alegan que como los Magistrados del TSJ de Venezuela encabezados por Mikel Moreno renunciaron ante la ilegitima Asamblea Nacional Constituyente los Magistrados Suplentes subieron a principales.

¿Las interrogantes son las siguientes si la Asamblea Nacional Constituyente es ilegítima entonces cómo SI es legítima para aceptar esa renuncia?  ¿Cómo los suplentes suben sin que la Asamblea Nacional Legítima haga una nueva juramentación de Magistrados?

Para varios analistas, los Magistrados suplentes tienen tan poca preparación y carrera jurídica para actuar, es por eso que comenten toda estas torpezas confundiendo aún más al pueblo de Venezuela. Sólo el tiempo dirá en que para esto del TSJ legítimo y quienes pudieron olfatear a tiempo que todo era un gran fraude.

ElPolitico.com