Tipo de Busqueda

Entrevistas

PDVSA es la La punta del iceberg de la corrupción en Venezuela

El lavado de dinero y la corrupción son dos puntos fundamentales que resaltan en la gestión que ha llevado a cabo en su momento, Hugo Chávez y ahora Nicolás Maduro.

Pero definitivamente PDVSA es la punta del iceberg de toda la estafa que desde el gobierno ha tratado de ejercer políticas ilegales en Venezuela y en toda América Latina.

La evidencia de corrupción a gran escala que involucra a PDVSA ya abunda. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos recientemente reveló que en un esquema de cambio de divisa solos 2014-2015, altos directivos lavar $ 1.2 mil millones (Odebrecht admitió haber pagado $ 788 millones de dólares en sobornos a lo largo de 14 años).

Ya hay un caso importante de la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero (FCPA) en un tribunal federal que involucra a Agentes de compras y contratistas de PDVSA en Houston y Florida. Pero las autoridades también perseguirán la corrupción de PDVSA en terceros países ya que probablemente se usó el sistema financiero estadounidense, incluso a través de Citgo.

A medida que surja evidencia detallada de la empresa criminal de PDVSA en toda la región, puede seguir una importante volatilidad política. Una ventana a ese escenario es la actual crisis política en Haití, que fue provocada por un gran escándalo de corrupción que involucró a Petrocaribe, la alianza de diplomacia petrolera con 14 países de América Central y el Caribe que Hugo Chávez comenzó en 2005.

El gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua ha utilizado la opaca empresa conjunta Albanisa (51% controlada por PDVSA, 49% por PetroNic) para distribuir $ 4 mil millones a lealistas sandinistas desde 2007. En El Salvador, Alba Petróleos, el 60% es propiedad de PDVSA y El 40% de propiedad de 18 alcaldes del FMLN, junto con Albanisa, la compañía fue sancionada por el Departamento del Tesoro en enero de 2019.

La Unidad de Investigación Financiera de Argentina ha puesto una alerta en todos los fondos de PDVSA en el país desde 2018 debido al potencial lavado de dinero. Un ex gerente de Conosur, la filial argentina en dificultades de PDVSA, declaró que la compañía recibió pagos de PDVSA desde $ 3 millones por mes desde 2009 hasta 2013, luego $ 1 millón por mes desde 2014 hasta 2018, para pagar sobornos. En Brasil, la policía ha investigado un posible lavado de dinero por parte de PDVSA a través de las importaciones de equipos agrícolas brasileños. El plan supuestamente involucró el cobro excesivo de $ 64 millones entre 2010 y 2014.

ALD/MD